ZIHUATANEJO, GRO.- La langosta, guachinango y otras especies marinas están al borde de la extinción como consecuencia de la sobreexplotación que se ha dado por la utilización de artes de pesca prohibidas y nulo respeto a las vedas.

El buzo y promotor de arrecifes artificiales, Jorge Rendón Terrazas declaró que desde hace una década se ha visto la disminución de especies, principalmente por falta de vigilancia de inspectores oficiales, lo que ha traído la proliferación de la pesca furtiva en toda esta zona.

La sobreexplotación pesquera ha llevado al borde de la extinción a varias especies marinas, dijo el buzo y promotor de arrecifes artificiales, Jorge Rendón Terrazas .

Recordó que ya han desaparecido especies como la almeja roja y la lapa, pero en la actualidad se encuentran al borde de la extinción el ostión, guachinango y la langosta. “No se respetan las tallas de la langosta, sacan ejemplares muy chicos. Lo mismo pasa con el guachinango, ya que cada vez es más raro que se capturen ejemplares de mayor tamaño”.

Otras especies como el robalo y el medregal también están al borde de la desaparición. “El chiquilique y la sardina ya no entran a la bahía de Zihuatanejo. La langosta la traen de de Michoacán, Colima y Nayarit”.

Rendón Terrazas especificó que la sobreexplotación se da en gran medida a raíz de la captura de ejemplares de talla chica, por lo que no se permite a las especies que se reproduzcan.

Por lo que la implementación de vedas más duraderas no es una propuesta descabellada, sino una forma en cómo se lograría preservar crustáceos, peces y moluscos bivalvos.

El buzo agregó que actualmente se encuentra desarrollando un proyecto de arrecifes artificiales con el que se pretende repoblar el fondo marino con las diferentes especies que actualmente habitan en esta parte del litoral. / Edgar MAGAÑA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here