ZIHUATANEJO; GRO.- Familiares de personas que se encuentra recluidas en el Centro de Reinserción Social de Zihuatanejo (CERESO), denunciaron la urgente necesidad de que al interior se cuente con un consultorio equipado para atender a los enfermos.

Argumentan que al trasladar a los enfermos al Hospital General “Dr. Bernardo Sepúlveda Gutiérrez”, representa un riesgo porque en ocasiones los llevan en par y la verdad no se sabe el problema legan que enfrentan y si durante el camino pueda haber represalias.

Las personas que pidieron omitir su identidad por obvias razones, señalaron que hay enfermedades que se pueden tratar al interior, e incluso estaría excelente que también instalaran un quirófano para cirugías menores.

El riesgo del traslado aumenta cuando los internos son trasladado en pareja, y por enfermedades que se pueden tratar al interior del centro.

Hasta donde saben si existe un médico que atiende a los internos, pero no saben en qué condiciones se encuentre trabajando y si tiene los suficiente para medicar.

Lo anterior se desprende del traslado de tres reos al hospital general que dejó en evidencia que no hay servicio médico al interior, lo que ocasionó la inquietud de familiares que se encontraban en las inmediaciones del reclusorio y que observaron el operativo.

Remarcaron que es mucho el riesgo que se corre cuando se hace este tipo de traslados, tanto para los policías que hacen el movimiento como los internos y hasta terceras personas, por lo que el solicitar que se adecue un sanatorio donde se puedan atender las enfermedades más comunes, tales como infecciones en la piel y estomacales, incluso que se pudieran hacer cirugías menores, eso no sería una mala idea. / Manuel ALVARADO

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here