ZIHUATANEJO, GRO.- Las calles de la colonia La Puerta están convertidas en un muladar por la gran cantidad de basura que dejan los habitantes y por la falta de un eficiente sistema de recolección, pues los vecinos se justifican que el carro recolector pasa cada semana.

Son infinidad de puntos negros donde la gente saca sus bolsas de basura y las deja sin ningún miramiento a sabiendas que el camión de la basura tarda en pasar, lo que provoca un foco de contaminación y un riesgo sanitario para los mismos pobladores.

“Tarda hasta una semana sin pasar el camión de la basura y a la gente le vale, saca sus basuras y las dejan sin importarles el mal que se está haciendo para nosotros mismos”, señaló el dueño de una tortillería que se encuentra frente a dos tiraderos en la entrada a ese sector de población, menos de 10 metros entre ambos.

Durante un recorrido por esa unidad habitacional se pudo observar un sinnúmero de lugares que han sido convertidos en tiraderos públicos, donde la gente arroja sus residuos domésticos todos los días, sin importar si el carro recolector pasa o no pasa.

Simplemente sobre la avenida principal, Valle del Silencio, el domingo pasado este reportero pudo contar 13 tiraderos de basura, que según los vecinos tenía prácticamente desde la semana pasada que no pasaba el carro.

Julieta López, quien renta una departamento en esa calle comentó que desde hace un año que vive ahí, ha observado que la gente de por sí es muy cochina, le vale gorro sacar su basura y dejarla en la calle, pero la recolección es muy irregular, porque tarda mucho en pasar el camión de la basura.

“Es muy complicado tener tantos días la basura en la casa, se huele muy feo y no hay depósitos donde dejarla hasta que pase el carretón, no se puede aguantar tantos días con los desechos en el departamento”, comentó la afectada.

Incluso cabe destacar que los vecinos arrojan sus basuras al pie de los letreros donde se avisa de la prohibición de tirarla en ese punto, y en los que se marcan los horarios que debe pasar el carro recolector, pero nadie cumple con esa reglamentación. / Noé DOMÍNGUEZ MARIANO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here