El proceso de cambio en las Juntas Locales de Conciliación se ha complicado pues es un año electoral y podría generar manifestaciones de protesta o rechazo.

ZIHUATANEJO, GRO.- Por ser u año electoral no será posible que en este 2018 se pueda concretar el cambio de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), en Tribunal Laboral, pues no se han dado los pasos para que se dé esa nueva figura en la justicia laboral.

Entrevistado al respecto el Procurador del Trabajo Rafael Chabelas Maganda, comentó que para empezar tiene que haber un código publicado en el periódico oficial del estado de Guerrero y este año son las elecciones y eso podría complicar su implementación.

“Este es un año electoral y si sacan la nueva ley va a generar inconformidades y podría darse el voto de castigo” dijo el funcionario estatal, quien menciono que serían los sindicatos los que podrían llevar a cabo manifestaciones de protesta contra la nueva ley.

Pero además destaca que se necesitan los presupuestos para la capacitación del personal y la elaboración de los programas operativos y administrativos, la adecuación de las instalaciones, implica todo un proceso para poder concretarse el cambio de esa junta de conciliación laboral.

Incluso reveló que de manera interna generaría un problema pues desaparecerían los secretarios auxiliares, el secretario general, desparecerán los representantes obrero y patronal, pues solamente serían el secretario de acuerdos y actuarios con la nueva ley.

Chabelas Maganda subrayó que también tendrá que desaparecer la figura del presidente, pues deberá ser un juez el que esté al frente de lo que será el tribunal laboral y ese cargo tendría que ser concursado por examen por oposición, y aumentar los suelos de todos los trabajadores. / Noé DOMÍNGUEZ MARIANO

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here