ZIHUATANEJO, GRO.- Ciudadanos hicieron un llamado a la Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Guerrero, para que revise las gasolinerías del puerto y se verifique si están vendiendo litros completos.

Hace unos días el delegado de la Profeco, Saúl Montúfar Mendoza, estuvo en Zihuatanejo y en coordinación con el personal local de esta dependencia se llevó a cabo un recorrido por el mercado Central. Ahí se colocaron sellos de clausura a cremerías y pescaderías por no exhibir los precios, pero no trascendió que otro tipo de establecimientos en la ciudad también se hayan revisado.

El ciudadano, Luis Daniel González, señaló que la Profeco se concentra en verificar lugares que no son prioritarios como lo es una gasolinera, en donde diariamente miles de personas compran algún tipo de combustible. Por lo que urgió a la Delegación en Guerrero a que venga y revise que se despachen litros completos. “Que hagan su trabajo y no simulen”.

El azuetense, Miguel Ángel Cruz, dijo que en varias estaciones de gasolina pareciera que nada más se carga aire en los tanques de los vehículos, porque el combustible no rinde. “A cada rato le suben el precio a las gasolinas y al diésel, pero no se ve que haya revisiones por parte de la Profeco”, concluyó.

En las últimas revisiones llevadas a cabo por la Procuraduría Federal del Consumidor se han inmovilizado bombas dispensados en las estaciones de Los Tulipanes y El Limón. / Edgar MAGAÑA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here