ZIHUATANEJO, GRO.- Debido a que representaban un peligro para la gente, por el alto grado de deterioro en que se encontraban, los tejabanes del zócalo de Agua de Correa fueron demolidos y se desconoce si se volverán a construir.

El viernes anterior fueron demolidos los dos últimos tejabanes, que estaban junto al Parián de la iglesia del poblado, para evitar que ocurriera algún accidente pues es la parte donde mayor cantidad de personas suele concentrarse.

“Se empezaron a caer solitos, porque ya estaba muy podrida la madera, gracias a Dios no pasó nada, pero ya eran muy peligrosos”, comentó un vecino que dijo que desde hace más de seis meses que se desplomó el primer techito.

En la plaza pública de la localidad se construyeron seis tejabanes con madera de palma y teja de barro, en donde los vecinos solían reunirse a disfrutar del espacio, principalmente los fines de semana o cuando se hacía algún evento.

Debajo de los techitos típicos estaban unas bancas, que ahora quedaron sin cubierta, donde los habitantes se sentaban aprovechando la sombra fresca que ofrecían los techos rústicos, y ahora han quedado a la intemperie.

“Aquí se junta mucha gente, que viene al Parián, principalmente los domingos que vienen a misa, y también en las tardes, pero ya eran muy peligrosos y era necesario que se quitaran”, dijo Marcos Ayvar, quien hizo la demolición de los últimos dos tejabanes. / Noé DOMÍNGUEZ MARIANO

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here