ZIHUATANEJO, GRO.- Diferentes especies de concha desaparecieron en las últimas dos décadas debido a la contaminación y a la sobreexplotación.

El presidente de la cooperativa de buzos “Los Pulpos”, Benjamín Lorenzano Basurto, informó que la almeja negra, la almeja reyna, la almeja roña y la almeja chocolata, ya no se han sustraído desde hace casi 20 años. Lo mismo sucede con la lapa, la cual prácticamente fue erradicada de esta parte del litoral de Guerrero.

Otro molusco bivalvo menguado es el caracol en sus variedades burro, chireta, rosa, blanco, negro y chino. Otra especie de ostra arrasada es el callo de hacha y el callo madre perla. El hombre de mar precisó que la sobreexplotación de estos recursos marinos generó su extinción y la misma práctica ha hecho que otras especies más estén al borde de desaparecer.

Desde hace dos décadas casi todos los moluscos bivalvos han disminuido en su población a tal punto que algunos ya no se encuentran en las zonas de sustracción de este puerto. Sumado a la sobreexplotación, la contaminación generada por diferentes factores también le ha pegado a las especies marinas, especialmente a las de concha. “Culpamos a la termoeléctrica de Petacalco, ya que los contaminantes que generan llegan hasta el mar”.

Lorenzo Basurto dijo que por el contrario, los bancos ostricolas se han logrado recuperar en los últimos años. Por lo que el ostión ya no es una especie amenazada como lo era hasta hace poco. / Edgar MAGAÑA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here