BARRA DE POTOSÍ, GRO.- A pesar que los efectos del huracán Bud no provocó daños en los negocios, los enramaderos de este paradisiaco lugar están padeciendo la baja temporada pues es muy escaso el turismo que los visita, incluso en los fines de semana.

Las 21 enramadas se ven solitarias entre semana y de acuerdo con el Presidente de los enramaderos, Miguel Tlahuancapa Nava, apenas si llegan a alcanzar el 20 por ciento, o tal vez menos, de ocupación en los fines de semana.

“En este momento estamos bien, afortunadamente la tormenta del huracán Bud no nos afectó, pero estamos muy bajos en turismo”, dijo el representante de este paradisiaco destino turístico, perteneciente al municipio de Petatlán.

Mencionó en la entrevista dijo que no están preparados de manera específica para esos fenómenos naturales, pues es muy difícil predecirlos, pues con la naturaleza no se sabe, pero hasta el momento no ha ocurrido nada.

Incluso resaltó que la laguna del lugar está en un nivel muy bajo pues apenas son las primeras lluvias y cuando llueve demasiado es cuando se llena y alcanza a subir mucho que alcanza a llegar hasta las enramadas.

Sin embargo Tlahuancapa Nava puntualizó que debido a que ya han enfrentado ese tipo de contingencias, pues se presentan prácticamente año con año, saben cómo actuar cuando se llegan a presentar.

“Ya tenemos un poco de experiencia conforme al comportamiento de la naturaleza y nos preparamos, casi todos los enramaderos tienen ya sus costales, y estamos listos para conseguir el tepetate y reforzar los negocios para que no cause tantos estragos. / Noé DOMÍNGUEZ MARIANO

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here