ZIHUATANEJO, GRO.- Un padre de familia de la escuela Vicente Guerrero, señaló la imprudencia de algunas personas que seguramente tienen su negocio en el llamado callejón del hambre, donde generan basura y lixiviados y son aventados a la banqueta, a pesar de que hay un bote para la basura.

El problema se focaliza entre el estacionamiento de autobuses turísticos y unos metros antes de llegar a la escuela primaria, sobre la acerca de la calle Juan N. Álvarez.

El denunciante comentó y señaló la falta de cultura de la persona o personas que dejan la basura, puesto que habiendo un bote lo bastante grande para depositarla, la ponen por la parte de afuera.

Dijo que pudieran ser los mismos comerciantes de las fondas de comida mexicana, porque es mucho el lixiviado que se escurre y en caso de que no sean ellos, se debe investigar y sancionar a quien lo haga.

El líquido emana un fuerte olor pestilente y conforme se llega el medio día, se generan hasta gusanos.

La machan negra esta en ese lugar y lo más delicado es que también es paso obligado para los turistas quienes se dan cuenta de lo mal que se ve la basura acumulada, independiente al tufo fétido.

La propuesta es que personal de servicios públicos recorran los restaurantes y expliquen que no pueden tirar líquidos, que las bolsas deben ir bien cerradas y que esperen el horario del paso del camión. / Manuel ALVARADO

DEJA UN COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here