TECPAN,GRO- Que el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), los apoye con recursos económicos para rehabilitar sus ramadas a la orilla del río, y que los lugares turísticos se promocionen para que se incremente la llegada de visitantes en el próximo periodo vacacional de fin de año, son las principales demandas de los prestadores de servicios que están en La Lajita y Cuyo Tomate, a las orillas de los ríos Tecpan y Atoyac.

Ante la disminución de turistas durante el fin de semana largo por el Día de Muertos, los enramaderos que tienen sus negocios en la orilla del río en ambos municipios, exigieron la ayuda de las autoridades para mejorar sus negocios que, además de atraer a los visitantes, también generará fuentes de empleo para la gente que vive en las cabeceras municipales.

José Fierro Mesino, dirigente de los enramaderos del río de Tecpan, aseguró que jamás han recibido ayuda de parte de las autoridades estatales a pesar de que en varias ocasiones la solicitaron, por lo que los propietarios invierten sus propios recursos para construir o rehabilitar sus ramadas.

“Pedimos sólo que se nos vea como gente que ofrece un atractivo a los turistas locales. La gente acostumbra bañarse en el río y nosotros les ofrecemos el servicio de bebidas y alimentos, como se hace en cualquier playa, y entonces porque a los de las playas si se les apoya y a nosotros no”, cuestionó el líder de los restauranteros de La Lajita en Tecpan.

En ambos municipios, los que tienen sus restaurantes a la orilla del río tuvieron pérdidas importantes por el paso de fenómenos naturales, y han sido ellos solos los que con sus recursos económicos reconstruyeron sus negocios, los cuales son visitados por la población regularmente los fines de semana.

María de la Luz Villa tiene su enramada en el punto conocido como Cuyo Tomate, en el río Atoyac, manifestó que los apoyos a los que tienen sus negocios a la orilla del río no llegan, a pesar de que se trata de personas que brindan un servicio a los visitantes y habitantes locales, “por eso es que no me explico –dijo- por qué no se nos considera como prestadores de servicios turísticos, si lo que hacemos es atender a los turistas que gustan bañarse en el río”.

Los enramaderos de ambos municipios pidieron a las autoridades no ser indiferentes a las necesidades que tienen, y que los apoyos lleguen igual que a los que tienen negocios en las playas, además de que el trato sea igual para quienes trabajan en municipios pequeños pero con vocación turística y no sólo para los tradicionales de Guerrero, como Acapulco, Zihuatanejo y Taxco. / Marco Antonio Villegas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here