PETATLAN, GRO.- Para prevenir problemas derivados de las lluvias en las excavaciones en la zona arqueológica Soledad de Maciel, por medio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se realiza un operativo especial informó el arqueólogo Rodolfo Lobato Rodríguez, responsable del proyecto.

Al trabajar las excavaciones en zonas abiertas, las reliquias se exponen al deterior y con este operativo especial denominado Prevención de Desastres en Materia de Patrimonio Cultural, se busca minimizar las afectaciones.

Lobato Rodríguez, responsable del proyecto y excavaciones en la zona arqueológica Xhihuacan, señaló que este programa también se aplica en otras 13 entidades donde se tiene el riesgo de afectaciones por las lluvias.

Se trata de una medida preventiva para evitar lo que se conoce como erosión pluvial en los monumentos arqueológicos, ya que la mayoría de la arquitectura de este complejo ceremonial es en la tierra.

La aplicación de este programa está bajo la responsabilidad de manos expertas del INAH, únicos autorizados para realizar las modificaciones en los monumentos históricos considerados patrimonio de la nación.

Dentro de las acciones para proteger las zonas está la limpieza de los desagües y drenaje para evitar inundaciones, así como la poda de árboles, protección de taludes, plataformas y áreas de excavaciones, lo que se hace con lonas t redes de pesca.

El objetivo de estas tareas también es eliminar factores de riesgo que pudieran dañar ante un fenómeno natural los objetos a estudiar. / Manuel ALVARADO

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here