ZIHUATANEJO, GRO.- Por una parte la antigüedad, por otra la corrupción de parte de las instituciones involucradas y por otra la improvisación por parte de la sociedad civil, las escuelas públicas son sitios de alta vulnerabilidad ante la ocurrencia de los sismos.

Incluso a veces las autoridades no saben la magnitud del problema porque en el estado, ni en las regiones y ni en los municipios se tiene un censo actualizado de los edificios, y mucho menos de sus condiciones físicas y estructurales.

El profesor investigador del área de ingeniería de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Suplicio Sánchez Tizapa, explicó en entrevista al término del curso “Evaluación y Rehabilitación Estructural de Edificios”, que se ofreció en el Instituto Tecnológico de la Costa Grande (ITCG).

Comentó que en el sismo de septiembre del año pasado hubo que participar en la visita a varias escuelas en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, la zona norte y se encontró que hay muchas cosas que tienen que mejorarse.

“Hay una serie de variables que hacen que nuestras estructuras escolares no estén bien, por una parte la edad, por otra parte el riesgo sísmico, por otra la las modificaciones que a veces hacen las autoridades educativas a las escuelas y la improvisación de los padres de familia cuando construyen una escuela”, explicó en la entrevista.

Resaltó que hay programas, que no se sabe qué hace el gobierno federal con Escuelas al 100, si no se revisa la estructura, y aunque se haga lo que se haga; pintura, rehabilitación, se pongan pintarrones, o se doten de profesores, si la estructura de la escuela no está bien, y por ende no tiene caso lo demás.

Por ello indicó el catedrático que en general es preocupante el estado en que se encuentra la infraestructura educativa, hay una alta vulnerabilidad en general adicional a todas las carencias que se tienen.

Ante eso se tiene que adquirir la cultura de la evaluación de las estructuras de los centros escolares y de manera ineludible se tiene que adquirir la cultura de los simulacros de evacuaciones cada rato en las escuelas.

Recomendó ponerse a trabajar y que cada quien haga su parte que le corresponde, promover la cultura de la revisión y evaluación de las estructuras, empezando por nuestras casas, saber si cumple o no cumple, saber las rutas de evacuación, instalaciones. /
Noé DOMÍNGUEZ MARIANO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here