ZIHUATANEJO, GRO.- El ejidatario de la comunidad del Coacoyul y productor de coco, arquitecto Jesús Espino Mercado, remarcó que en ese lugar fueron los pioneras en la costa grande de la renovación de las huertas de cocotero.

Dijo que cambiaron parte de las plantaciones con una variedad distinta a la criolla tradicional, con una combinación de la palma alto pacífico y la malayo amarillo, es una cruza que se hace de polinización y el resultado que se tienen es una palma híbrida de alto rendimiento.

Son 50 hectáreas las que se han renovado, pero existe el potencial para otras 100, por lo que se debe aprovechar la oportunidad, el problema es que el proyecto ha sido muy restringido, porque al principio se apoyaba con una hectárea por productor 2 máximo, lo que indica que la demanda supera la oferta.

Los resultados son excelentes y sembraron 5 mil palmeras intercaladas, las que ya están en producción.

Es necesario hacer una renovación integral y localizar terrenos aptos para el desarrollo de la especie.

Se debe aprovechar la oportunidad que da la palma híbrida ya que desde hace tres a cuatro años a la fecha, el precio del coco ha ido aumentando gradualmente. / Manuel ALVARADO

DEJA UN COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here