CHILPANCINGO.- El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que a pesar de situaciones como el tema de la seguridad, Guerrero sigue siendo atractivo, lo que quedó demostrado con el movimiento turístico espectacular que tuvo durante las vacaciones decembrinas, que dejó hasta el momento un incremento de entre cuatro y cinco puntos porcentuales en ocupación hotelera con respecto al año anterior.

Acompañado de los secretarios de Finanzas y Administración, Héctor Apreza Patrón, de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes y del fiscal General del Estado, Xavier Olea Peláez, el mandatario estatal hizo un balance de la temporada vacacional que culminará el próximo 7 de enero, destacando que se está terminando con la visita de más de un millón de personas que acudieron a los destinos del triángulo del sol, así como en las costas.

“La temporada registra entre cuatro y cinco por ciento hasta este momento de mayor porcentaje que el año pasado, se han rebasado las expectativas, el tema de la pirotecnia en más de diez municipios fue exitosa, no tuvimos ningún problema con este tema”, señaló Astudillo Flores.

Para este martes, dijo que la afluencia registrada fue de 45 vehículos que salen y 20 que entran por minuto, quienes acuden al puerto para pasar la última semana de vacaciones, además de que el miércoles llegará un vuelo internacional procedente de Montreal, aunado a los 59 cruceros que arribaron a Guerrero.

“Aún con todos estos problemas como homicidios, Guerrero ha tenido un tiempo extraordinario, sigue siendo un lugar atractivo para los visitantes.”

Previó que el 2018 seguirá siendo importante para Guerrero, pues habrá eventos de gran trascendencia como el Mextenis.

Respecto al tema financiero, Astudillo Flores explicó que las finanzas están normales y no se tuvieron problemas por falta de pago ni con maestros, trabajadores, jubilados y pensionados, “fuimos oportunos en el cumplimiento de nuestras responsabilidades”

Con relación a los homicidios dolosos, dijo que el más alto fue el año 2012 con 2 mil 310 homicidios, en 2016 se registraron 2 mil 280 casos, mientras que para el 2017, las cifras cerraron en 2 mil 273, siete menos que el año pasado, lo que reconoció, no es una cifra alentadora.

El 31 de diciembre se registraron seis homicidios dolosos, sin que tuviera afectación algún turista y ese mismo día, cuatro personas que disfrutaban de los fuegos pirotécnicos resultaron lesionadas por balas perdidas.

Mientras que el día primero de enero de 2018, no se tuvo registro de casos de homicidios, pues sólo hubo dos personas que fallecieron por causas distintas a este tema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here