ZIHUATANEJO, GRO.- El poco interés de permisionarios y conductores del transporte público ha derivado en que no se tengan avances en diferentes propuestas encaminadas a mejorar el servicio para los usuarios.

Prueba de ello es el caos vial que se genera en el nuevo paradero para unidades de microbús ubicado a un costado de la plaza Libertad de Expresión. Ayer, había cuatro agentes de Tránsito para evitar que los camiones hagan base en ese punto y únicamente se dé el ascenso y descenso de pasajeros, pero los conductores se mantenían estacionados hasta por 3 minutos a la espera de que abordara más gente.

El subdirector de la Unidad Municipal de Transporte, Rigoberto Mondragón Valdez dijo que hasta el momento la respuesta por parte de los integrantes del gremio es mínima. Ejemplificó el problema a la hora de que se cita a reunión a los transportistas, porque la mayoría no acude a las juntas o simplemente no quiere poner de su parte para mejorar las condiciones de servicio.

Lo que trae consigo que los choferes continúen manejando a exceso de velocidad, invadiendo espacios públicos y generando caos vial. “A veces algunos líderes no quieren cooperar, provocando que los permisionarios tampoco lo quieran hacer. Esto origina que los conductores de las unidades hagan lo que quieren”.

Recordó que él propuso la instalación de un equipo de GPS en las unidades del transporte público para así regular la velocidad y calidad en el servicio, pero la iniciativa no ha tenido eco y pareciera que lo único que importa a los concesionarios es que los postureros les paguen la cuenta diaria.

Agregó que se mantendrá el esfuerzo por lograr una regulación completa dentro del sector, aunque precisó que está no es una tarea fácil debido a la negativa de una mayoría que es apática a que se mejore el servicio para el usuario. / Edgar MAGAÑA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here