ZIHUATANEJO, GRO.- El infante, Rodrigo Alejandro Pacheco Espino, cumple su “sueño hecho realidad”, luego de asistir al entrenamiento del equipo de sus amores las Águilas del América.

Desde su nacimiento, padece la enfermedad de mielomeningocele e hidrocefalia, la cual no le imposibilita hacer su vida normal.

El mielomeningocele (MMC) es un defecto en el cierre del tubo neural, asociado a una deficiencia de ácido fólico, en México afecta a 1.2:1000 nacidos vivos.

El origen del mayor número de casos es procedente del Distrito Federal, los estados de México, Morelos, Guerrero y Veracruz.

Un amanecer esplendoroso se sintió en el hogar de Jaime Pacheco Pompa, cuando recibió una llamada telefónica de la fundación Dr. Sonrisas, quien usa de slogan “La felicidad es la mejor medicina”.

Dicha fundación, su labor es cumplir sueños a niños que padecen discapacidades diferentes, por lo que la aventura estaba a punto de iniciar al confirmarle su visita a las instalaciones de Coapa.

La noticia por un instante enmudeció a Jaime, quien estaba acompañado de su hijo, ambos se dieron efusivo abrazo y rompieron en llanto, luego de aceptar la invitación a la práctica del equipo americanista.

Rodrigo Alejandro, mejor conocido como “Chuchito”, vecino de la colonia 16 de Mayo, no podía asimilar que viajaría varias horas para conocer a sus ídolos del futbol.

El menor Pacheco Espino, es un ser maravilloso y siempre lucha por ser el mejor en su vida diaria, en días venideros (13 de Marzo), cumplirá 12 añitos de edad.

Actualmente, Rodrigo, cursa el sexto grado de la escuela primaria “Vicente Guerrero” turno Vespertino, y su desempeño académico es considerado excelente.

El pasado jueves, Rodrigo Alejandro, emprendió el viaje a la CDMX, al otro día viernes, se presentó a las instalaciones del cuadro más grande del futbol profesional.

Ahí, sentado en su silla de rueda, enfundado con una sudadera de color amarillo, bajo los fuertes rayos solares, presenció la practica previa al duelo que sostuvo América vs Xolos, en el Estadio Azteca.

A un sólo grito “Arriba las Águilas”, Chuchito, acaparó las miradas y atención de sus ídolos, los cuales preparaban su juego ante Tijuana, efectuado el pasado sábado.

La emotiva convivencia de los aguiluchos y Rodrigo Alejandro, rebasó el sueño cuando recibió palabras de aliento “Debes seguir adelante para que seas jugador”.

El entrenador Miguel “El Piojo” Herrera, acompañado de sus pupilos Paul Aguilar, Diego Laínez, Guido Rodríguez, Oribe “El Hermoso” Peralta; Jèrèmy Mènez, Darwin Quintero, William Da Silva, Renato Ibarra y el guardameta Agustín Marchesin, entre otros, charlaron con el nativo de Zihuatanejo.

El momento cumbre de la visita a Coapa, Marchesìn, entregó sus guantes al menor discapacitado, quien feliz de la vida al estar juntos a los futbolistas del América, a los cuales había visto sólo en la televisión.

“Amo el futbol, me gusta ponerme de portero en las cascaritas en mi colonia”, dijo Alejandro Pacheco Espino, puso su carita llena de felicidad, luego de recibir su regalo.

En lo que respecta a su padre, Jaime Pacheco, se siente motivado en poder acompañar a su hijo y poder hacer realidad su sueño.

Pacheco Pompa, agradeció a la fundación Dr. Sonrisas, lamentó “Acá no tenemos esas fundaciones que se dedican a cumplir sueños de personas enfermas”.

“Para mí, es un reto muy personal que me ha hecho madurar y creer en Dios, pues no me arrepiento de tener a mi hijo Chuchito”, aseveró Jaime.

¿Cuál es la meta de Rodrigo Alejandro?

Tengo que salir adelante y estudiar una carrera profesional de Arquitecto, pues tiene metas muy definidas en tener su propia oficina para ejercer su profesión.

¿Cómo es el día de Chuchito?

Respondió, me levanto temprano hago mi aseo personal, reviso mis cuadernos para hacer las tareas y juego en ratos libres.
¿Sueño cumplido?

Así es, fuimos a Coapa, y convivió con las figuras de las Águilas del América, en la vida todo se puedesiempre y cuando uno tenga muchas esperanzas y metas trazadas en la vida, culminaron los entrevistados.

La Mielomeningocele e hidrocefalia, es una malformación congénita: OPO

El coordinador de Salud Estatal en Zihuatanejo, Onasis Pinzón Oregón, manifestó “Los niños que tienen esa enfermedad son luchones, no es fácil tratarlos, debido a que no tenemos infraestructura para atenderlos”.

“Tampoco, hay personal para brindar las rehabilitaciones o tratarlos”, indico Pinzón Oregón, por lo que el nuevo Centro de Rehabilitación Regional Infantil Zihuatanejo (CRRIZ), servirá para atender a los niños discapacitados.

El sector Salud dio a conocer la cifra de niños que nacen con hidrocefalia “El 5 % de infantes puede nacer con esta enfermedad, debido a que las mujeres embarazadas en sus primeros tres meses no tomaron acido fólico” aseveró el funcionario estatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here