La morenista también se deslinda de campaña alterna de militantes

Edgar MAGAÑA

ZIHUATANEJO, GRO.- La candidata a la presidencia municipal por la coalición Juntos Haremos Historia, Leticia Rodríguez Rodríguez, señaló que quien llama a un debate es quien se encuentra abajo en las encuestas; esto en referencia a la propuesta para debatir hecha por el candidato de Coincidencia Guerrerense, Sergio Vázquez Rosas.

En conferencia de prensa, dijo que los debates deben ser oficiales y supervisados por un órgano como el Instituto Nacional Electoral (INE). Además de que también deberán ser incluyentes y no solamente van a participar las personas que determinado candidato quiera, como considera que se intenta hacer en el caso de los contendientes a la presidencia de Zihuatanejo. Precisó que a ella no se le ha invitado a debatir y tampoco a la candidata del Partido del Trabajo (PT), Veronica Arreaga. Enfatizó que el candidato que llama a un debate, lo hace a manera de estrategia porque se encuentra abajo de las preferencias electorales y quiere golpetear a los demás. “Quien llama a un debate es quien va abajo en las preferencias”, al tiempo de que aseveró que Movimiento Regeneración Nacional (Morena) va arriba en las encuestas en Zihuatanejo.

Luego del llamado de Vázquez Rosas, el candidato de la coalición Por Guerrero al Frente, Gustavo Bello y el candidato de la coalición PVEM-PRI, Jorge Sánchez Allec, aceptaron participar para presentar sus propuestas en un espacio público. Sin embargo, uno de ellos tiene que ingresar la solicitud formal ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) para hacerlo oficial y convocar a todos los candidatos.

En la misma conferencia, Rodríguez Rodríguez se desmarcó del grupo de militantes de Morena que llevó a cabo una caravana vehicular el pasado 20 de mayo. Destacó que se notificó al IEPC y al INE que este tipo de acciones no las está llevando a cabo la planilla que compite por la presidencia municipal de Zihuatanejo, sino un grupo de simpatizantes. La intención es que los órganos electorales no contabilicen estás acciones a la campaña local, la cual tiene un tope de poco más de 400 mil pesos.

“En una caravana se contabilizan los carros, la gasolina, el sonido y prácticamente todo, es una acción muy onerosa. Nosotros queremos hacer un deslinde y que la campaña de Morena no tiene que ver con esas demostración es de los militantes”. Agregó que en este tipo de casos los gastos se le suman directamente al candidato a la presidencia de la república. Por lo que Andrés Manuel López Obrador puede llegar a resultar afectado.

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here