ZIHUATANEJO, GRO. – En la temporada de lluvias el ganado vacuno enfrenta muchos peligros, el ataque de murciélagos, las garrapatas, los rayos y demás fenómenos naturales que los hace propensos a morir.

Al respecto, presidente de la Asociación Ganadera Unidos de Zihuatanejo, Pedro Quiroz Basurto, comentó que la humedad y el calor, son dos elementos que se combinan y que son la clave perfecta para la reproducción de parásitos, entre estos las garrapatas.

Dijo que difícilmente una vaca puede morir a consecuencia de las bacterias que transmiten las garrapatas, esto porque existe toda una programación para llevar un control del cuadro de vacunación para protegerlas.

El problema es cuando los ganaderos no siguen las recomendaciones del médico veterinario, y llevan a sus animales a los potreros donde ya hay alimento y se olvidan de ellos varios días, incluso semanas.

Las lluvias en la sierra son constantes y hay mucha humedad los que hace que el monte crezca y entre esto los parásitos; también hay bordos donde el ganado entra a refrescarse, pero no es suficiente para que los parásitos se le desprendan al contrario mas se les pegan.
Los huevecillos están en el suelo donde se incuba y los ganaderos deben estar al pendiente y fumigar para controlarla.

Son muchos los riesgos que enfrentan en la temporada de lluvia y es por eso que los ganaderos deben tener un control y mas porque, acaba de salir de una temporada de estiaje donde el animal no comía alimento nutritivo y eso provoca que queden con las defensas bajas y ante cualquier enfermedad pueden morir.

Dijo que si hay muertes de ganado, solo que no se registran como deceso parasitario, porque la garrapata solo contribuye con otras enfermedades. / Manuel ALVARADO

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here