ZIHUATANEJO, GRO. – El jefe de la oficina de Asuntos Indígenas Jesús López Ramírez, comentó que la población de nativos de varias etnias aumenta en este puerto, porque en las zonas turísticas encuentran la forma de vender sus productos artesanales, por lo menos por temporadas, sin embargo, en los últimos años, los guerrerenses buscan otras entidades con mas oportunidad de desarrollo.

Calculó que en las temporadas vacacionales, de cada 100 indígenas que llegan a Zihuatanejo, unos 15 se quedan de uno o dos años, es decir, no son definitivos, mientras que otros 15 si lo hacen de manera permanente.

Para los grupos indígenas del estado de Guerrero, los puertos de Zihuatanejo y Acapulco, eran una oportunidad para salir de la marginación de sus comunidades donde no cuentan con ingresos económicos suficientes para sostener a la familia.

Remarcó que en la actualidad, estos dos puertos también dejaron de ser atractivos y aunque siguen llegando, ya algunos viajan a otras ciudades de la república mexicana, donde el desarrollo les da oportunidad de emplearse, sobre todo en la construcción y trabajo doméstico.

Retomó y dijo que en Zihuatanejo debe haber por lo menos unos 5 mil indígenas de diferentes etnias, en las que se encuentran los tlapanecos, mixtecos, amuzgos, tarascos, nahuas y popolocas, aunque en este último, no se tienen muchos registros.

Una de las estrategias que han tomado los indígenas, es el comercio en playas, y en las temporadas vacacionales llegan, consiguen un permiso venden y en cuanto termina el periodo se retiran, porque el resto del año, ya no encuentran otra actividad económica y regresan a sus pueblos a producir y prepararse para el siguiente ciclo, pero un 30 por ciento se queda y eso provoca un aumento en la población. / Manuel ALVARADO

DEJA UN COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here