bajan-ingresos-buzos--zihuatanejo.jpg

Edgar MAGAÑA 

ZIHUATANEJO, GRO.- La veda de ostión ha tenido repercusión en la economía de los buzos del puerto, debido a que la venta de este molusco bivalvo representa el 80 por ciento de sus ingresos. Por ahora, el sector subsiste con la captura de pulpo y de langosta.  

Como se informó la semana pasada, el primero de junio dio inicio la restricción en el Pacífico mexicano según lo marcado en el calendario de vedas. El presidente de la cooperativa pesquera «Los Pulpos», Benjamín Lorenzano Basurto, externó que hasta ahora no ha trascendido que buzos furtivos estén sustrayendo la especie como ha sucedido en otras ocasiones. 

Enfatizó la necesidad de respetar la veda de tres meses, porque se requiere que el ostión se reproduzca para que incremente su población en la costa de Zihuatanejo. No importando que este sacrificio merme en un 80 por ciento la economía de los buzos durante ese lapso de tiempo. «El ostión es casi el 100 por ciento del ingreso de cada buzo, pero debemos respetar la restricción».

Lorenzano Basurto, destacó que en la actualidad los buzos de Zihuatanejo subsisten gracias a la venta de pulpo, aunque su captura es mínima. «El mar de fondo no nos dejó trabajar durante varias semanas y luego llegó la veda», acotó el experimentado hombre de mar.

Cabe destacar que sumada a la veda de ostión, el próximo primero de julio comenzará la veda de langosta, otra de las especies clave para los ingresos del sector de buzos, el cual está compuesto por un promedio de 300 jefes de familia.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario