vestido-artesanal-.jpg

Para que un vestido sea elaborado con detalles y de la manera original, se requiere de por lo menos 3 meses.  

Víctor M. ALVARADO

ZIHUATANEJO, GRO .-  La falta de impulso a las pequeñas empresas frenan su desarrollo y cuando se trata de proyectos implementados por indígenas fuera de las comunidades, se dificulta aun más conseguir financiamiento, señaló Delfina Martínez, originaria de la Costa Chica de Guerrero.

Dijo que junto a su familia, su mamá confecciona y elaboran vestidos, blusas y camisas tradicionales de su comunidad, los cuales venden en este puerto como artesanía con el apoyo de los demás hijos.

No cuentan con un taller, es un trabajo prácticamente artesanal, esto porque no tienen con el recursos financieros suficientes para comprar la maquinaria, y tampoco han podido ingresar a un programa gubernamental para el financiamiento.

explicó que la elaboración de estos vestidos es un arte, ya que sus antepasados lo hacían con herramientas rudimentarias, es decir, utilizaban huesos y palos, además de que el hilo se extraía de manera tradicional del algodón y se teñía con vegetales.

Actualmente el proceso ya es mas automatizado, pero cuando se quiere un producto lo mas natural posible, se tarde hasta tres meses en elaborar un vestido.

Lo mas lamentable es cuando llega la venta, porque se debe malbaratar y un vestido que fácilmente cuesta hasta 3 mil pesos, lo venden a mitad de precio, para ello, no es totalmente artesanal, es decir, la tela ya no la meten ellos, la compran y los hilos ya son teñidos en la industria.

Remarcó que la falta de apoyo termina con las tradiciones y el verdadero arte, y la prueba es que existes verdaderos artesanos que deben confinar sus conocimientos con productos industrializados.  

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here