esteban-albarran-zihuatanejo.jpg

Edgar MAGAÑA

ZIHUATANEJO, GRO.- El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Esteban Albarrán Mendoza, señaló que esta no es la primera ocasión en que el tricolor enfrenta un panorama político adverso, por lo que se está trabajando en la reorganización y reestructuración con el objetivo de llegar con fortaleza al proceso electoral de 2021.

Durante la visita que realizó este sábado a Zihuatanejo en la que convivió con la militancia priista, el también ex senador destacó que a través de los años el PRI siempre se ha mantenido fuerte. Aunque hace meses sufrió varios descalabros en las elecciones y esto ha servido para que lo señalen como un partido «acabado», Albarrán Mendoza precisó que se está haciendo un llamado a la reorganización y a la reestructuración para dar ánimo a los priistas, escuchar a la militancia, e ir trazando una ruta de trabajo.

«No es la primera vez en que estamos en una situación adversa, solo con reorganización y trabajo se sale adelante», expresó al tiempo de rememorar la época cuando el PRI perdió la presidencia de la república en el 2000 y la volvió a recuperar en 2012. El objetivo en estos momentos es el proceso de 2021, para el cual se tienen dos años de preparación y recorrido en todo el estado de Guerrero.

Sobre los señalamientos hechos por otros partidos como Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en torno al tema de la inseguridad en Guerrero, el dirigente declaró que los contrincantes políticos se están dando cuenta de la situación y de los índices de violencia ahora que han asumido el poder en varios puntos del estado, debido a que no es lo mismo estar criticando a encontrarse combatiendo el problema como gobierno.

«Yo creo que el PRI independiente de eso tiene que reorganizarse y nosotros tenemos que hacer lo nuestro», concluyó el recientemente nombrado presidente del Comité Estatal del PRI en Guerrero, quien sustituyó a Heriberto Huicochea Vázquez el 8 de diciembre.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario