pescado-semana-santa-zihuatanejo.jpg

Edgar MAGAÑA

ZIHUATANEJO, GRO.- El elevado precio del pescado impidió que muchos consumidores locales lo compraran durante la Semana Santa, cuando los creyentes de la fe católica no consumen carnes rojas y optan por los productos marinos.

La ciudadana, María del Carmen Barrientos, informó que en este año le fue imposible comprar pescado para comer con su familia durante los días jueves, viernes y sábado. Informó que el kilogramo de filete de pez vela se lo vendían hasta en 250 pesos en algunos puntos; mientras que el kilogramo de guachinango se lo ofertaron en más de 200 pesos, precios que están fuera del alcance de sus bolsillos. «Mi familia es católica y por eso no comemos carne roja en los días santos».

Cabe destacar que el filete de dorado y marlín llegaron a superar los 300 pesos por kilogramo, además de que se mantuvieron los precios elevados en la mayoría de las variedades de escama como pargo y guachinango. En ese sentido, el consumidor católico, Leonardo González Valdez, comentó que en este 2019 compró pollo para sustituir al pescado, además de que también adquirió frutas y verduras para comer en la Semana Santa. «El pescado y el marisco están muy caros, mejor esperaremos a que pase la temporada de vacaciones para comprarlo más barato».

Aunque para el consumidor local los productos marinos son casi inalcanzables, el turismo nacional ha incrementado la demanda de los mismos debido a que se ha registrado un alto consumo en restaurantes y hoteles de Ixtapa-Zihuatanejo.

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here