paralibros--ZIHUATANEJO.jpg

Noé DOMÍNGUEZ MARIANO.

ZIHUATANEJO, GRO.- Los Paralibros está en riesgo de ser cerrados por el actual gobierno federal, pues quieren darle otra modalidad y por ende los mediadores de esos espacios de lectura, que han funcionado durante años a pesar de las grandes limitaciones en que desempeñan su función.

La propuesta del director del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, es que desaparezcan los mediadores, pero eso sería echar por la borda los módulos de capacitación que se han tenido en Taxco, Tixtla, Iguala y Chilpancingo.

Piensan manejar las obras literarias sin candado, dijo, que el Paralibros funcione solo, totalmente abierto sin que alguien esté al tanto de él, cuando el trabajo del mediador es recomendar y fomentar la lectura, destacó José Antonio Urbina Bello, responsable del Paralibros de esta ciudad y puerto.

Como ejemplo dijo que en ocasiones la gente porque veo un libro que tiene dibujitos considera que la lectura va enfocada hacia los niños, expuso, pero al adentrarse al texto en realidad se trata de una obra dirigida al sector adulto; ahí es donde entran los mediadores.

«Hemos logrado tener un diplomado con todos los cursos, eso al parecer lo están haciendo a un lado», señaló el mediador de lectura, José Antonio Urbina Bello, ante la posibilidad de desaparición del programa.

Recuerda que los mediadores de lectura fueron capacitados por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) para atender los Paralibros, como una variante de las Salas de Lectura que operan en lugares donde el acceso al libro es limitado.

Los Paralibros están instalados en espacios abiertos: parques, museos, plazas, o centros de recreación y cultura, y en este puerto el inmueble se ubica en la Plaza del Artista, sobre el Paseo del Pescador y Playa Principal, y es visitado por unas 10 personas al día.

«Abre los días jueves, viernes y sábado, llegan entre 8 y 10 personas al día», platica el mediador porteño quien resaltó que cuando hay autobuses turísticos incrementa la lectura ya que la gente del interior de la República es más asidua a esa actividad, refirió.

El paralibros cuenta con un acervo de 365 libros dirigido a niños, jóvenes y adultos, la idea es que cada día del año se pueda elegir un libro diferente .En el caso de la gente local, tiene la facilidad de llevarse el libro a su casa, alrededor de 12 lo hacen diariamente.

Algunos de los servicios que se ofrecen en estos espacios de acceso libre y gratuito son: préstamo de libros, revistas y periódicos; credencialización; talleres y sesiones de lectura; presentación y firma de libros, entre otros.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario