TECPAN,GRO- El presidente de la Unión de Periodistas de Tecpan, Pedro Patricio Antolino respaldó la petición hecha por el presidente de la organización de Periodistas Unidos por la Palabra Libre del estado de Guerrero, José Arroyo Reyes, quien demandó al Congreso del estado una reforma a la ley 463 para el Bienestar Integral de los Periodistas del Estado de Guerrero, así como al comité técnico, para que se lleve a cabo una depuración de los beneficiarios, pero asentó que los beneficios lleguen a todos los comunicadores en el estado y no sólo a los de Acapulco y Chilpancingo “como sucede siempre”.

Abundó que tal depuración debe ir acompañada por el aval de las empresas periodísticas en las que laboren los reporteros y por las organizaciones legalmente constituidas en las siete regiones del estado, con el fin de que sean tomados en cuenta los verdaderos trabajadores que a diario se dedican a la labor de informar.

Aseguró que el Fondo de Apoyo a Periodistas (FAP), mientras continúen al frente los actuales dirigentes, “seguirá secuestrado y el beneficio sólo llegará a unos cuantos y no a todos, como debería de ser”.

Esa depuración eliminaría a aquellos que se dicen periodistas porque portan una cámara fotográfica, grabadoras y chalecos que dicen prensa, y que además se dedican a chantajear a los funcionarios y actores políticos, y tomar en cuenta a los que verdaderamente se dediquen a la labor de informar.

“Es tiempo de que los beneficios lleguen a todos por igual y no sólo a los llamados vacas sagradas de los medios en Guerrero, que por lo general están en Acapulco y Chilpancingo. Todos corremos el mismo riesgo y enfrentamos el mismo peligro cuando se trata de cubrir algún tipo de información”, puntualizó el dirigente.

Manifestó que en los últimos meses los comunicadores agremiados al FAP se han visto impedidos a obtener prestamos y beneficios por los problemas que han ocurrido en la entidad, por lo que confió que con la entrada de Héctor Astudillo Flores regrese el orden en ese organismo y fluya de nueva cuenta la ayuda para los agremiados.

En ese sentido, expuso que hay periodistas que han dejado de recibir apoyos dentro del FAP y que en cambio otros, que no se dedican a esa actividad, los reciben por las influencias que tienen con los dirigentes, “lo que es necesario cambiar de una vez por todas”, exigió. / Marco Antonio Villegas

DÉJANOS TU OPINIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here