ZIHUATANEJO, GRO.- La regidora de Salud con licencia, Erika Lorenzo Cabrera se valió de su cargo para que se le reinstalara como médico en el municipio de Petatlán en donde labora los fines de semana pese a que su encomienda como edil no se lo permite.

Para registrarse en la planilla perredista que competía por la presidencia municipal en 2012, Lorenzo Cabrera renunció a su trabajo como médico de la Secretaria de Salud, pero desde 2014 fue reinstalada en Petatlán en el hospital Básico Comunitario, en donde brinda atención en horario completo sábados, domingos y días festivos.

La edil con licencia regresó a prestar servició como médico en el periodo en que Lázaro Mazón Alonso se encontraba al frente de la Secretaria de Salud del Estado. Personal administrativo dio a conocer que Lorenzo Cabrera continua laborando en el hospital de Petatlán y según sus recibos de nomina gana 4 mil 800 pesos quincenales, los cuales se suman a los 20 mil pesos quincenales que gana como regidora en el ayuntamiento de Zihuatanejo.

Cobrando un total de 49 mil 600 pesos mensuales sumando lo de ambos empleos. Aunque su horario como regidora no interfiere en su horario como médico, no puede contar con los dos trabajos ya que como edil fue elegida por elección popular y esto le impide tener otra encomienda dentro del gobierno.

Erika Lorenzo ha sido evidenciada por mentir en una conferencia de prensa en donde arropada por miembros del comité del PRD acusó al gobierno municipal de que no había entregado la información de la Cuenta Pública en tiempo y forma a la fracción de regidores perredistas; esto pese a que su hermano y asesor, Isaías Lorenzo Cabrera había recibido un CD con todos los datos días antes.

Además la semana pasada se supo que interfirió para que su suplente, Laura Yadira Manzanares Barajas no tomara protesta como regidora después de que Lorenzo Cabrera ha estado ausente desde el 1 de febrero del ayuntamiento.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario