Noé DOMÍNGUEZ MARIANO

PETATLÁN, GRO.- Desde hace aproximadamente dos meses restauranteros de Barra de Potosí enfrentan una severa crisis por la falta de turismo, y los pocos visitantes que acuden vienen muy recortados por lo que gastan muy poco.

Prestadores de servicios expresaron su preocupación pues al no haber turismo sus ingresos se han reducido en gran medida a tal grado que se han visto obligados a cerrar sus negocios entre semana y abrir solamente los fines de semana; sábado y domingo.

De los 23 negocios que hay en ese balneario, 15 se han visto obligados a mantenerlos cerrados la mayor parte de la semana, pues no hay turismo y solamente 8 tienen algo de gente y solamente los fines de semana.

“No hay nada, tiene 15 días que no vendo nada, de al tiro nada lo que es nada, el turismo tiene miedo de venir, y si llegan vienen con poquito dinero, porque no quieren arriesgarse a que en el camino de los quiten”, dijo el restaurantero.

Destaca además que los pocos ingresos no les alcanzan para pagar los impuestos, como la licencia de funcionamiento, que antes la pagaban las empresas cerveceras por vender su producto, pero al no haber ventas no les conviene y ya no quieren pagar eso.

Aunado a lo anterior menciona que está el que la laguna está seca, cas no tiene agua y eso hace que ni la gente local o de la región acuda, por lo que muchos negocios se han visto obligados a cerrar algunos días, pues está muerto, solamente abren el fin de semana.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario