Víctor M. ALVARADO

ZIHUATANEJO, GRO .- Por lo menos un centenar de enfermos que reciben tratamiento de hemodiálisis en la clínica subrogada del Hospital General “Dr. Bernardo Sepulveda Gutiérrez”, entraron en pánico luego de saber que la empresa que les da el tratamiento, a partir del día primero de julio suspendería el servicio por un adeudo de mas de 66 millones de pesos, denunció el paciente Armando Pineda.

Al respecto, el Secretario de Salud el doctor Carlos de la Peña Pintos, comentó que de manera unilateral y sin platica alguna con el gobierno, la compañía colocó un anuncio, lo que motivó inconformidad y una llamada de atención, sobre todo porque está de promedio la salud de muchos pacientes.

Explicó que el pago se somete al consejo de administración, donde se analiza todo lo que tienen insuficiencia presupuestal, como este programa, y para ello ya se tienen contemplado el pago correspondiente.

Remarcó que se tienen un programa de pago para este servicio que además, es muy costos, cantidad que debe cubrirse porque no tiene, ni el estado ni la federación, contemplado el pago de hemodiálisis.
“Cuando llegamos a la administración ya nos encontraron con el servicio, de tal manera que esto no lo incluyen en el seguro popular, por lo que el estado debe de tomar del gasto corriente del ramo 33”, detalló el funcionario.

Siguió diciendo que existen muchísimos pagos que se debe hacer y se van calendarizando y haciendo un ahorro en varios aspectos para poder cubrirlos.

Lo que se le paga a la empresa por varios servicios a 138 pacientes es aproximadamente entre 35 y 40 millones de pesos al año.

Los pacientes con insuficiencia renal se someten a hemodiálisis en tres secciones a la semana.

Dijo que el problema está resuelto y los tratamientos van a continuar porque el pago se va a realizar como se ha venido haciendo.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario