La Jornada publica que el temor a que se descubriera un fraude abarrotó las tiendas de la cadena Soriana. Centenares de personas provenientes de municipios del estado de México y algunas  del Distrito Federal, que supuestamente ‘vendieron’ su voto a los candidatos de la  coalición PRI-PVEM, canjearon la tarjeta Prepago que se les entregó por víveres y electrodomésticos. Dijeron que se habían enterado de que iban a cancelar los monederos electrónicos. Son fregaderas porque nosotros ya votamos.

Desde el viernes por la noche, en los límites del Distrito Federal y  el municipio de Nezahualcóyotl empezó la entrega de tarjetas,  identificadas por cajeros de esa cadena de tiendas como los vales que regaló el PRI para que Peña ganara.

De acuerdo con La Jornada, el canje del voto en un principio sólo era por cien pesos, según comentarios de los poseedores. Pero la cantidad se incrementó conforme se acercaba el día de la  elección. “Ayer –el domingo 1º de julio– ibas a la casilla, votabas,  tomabas una foto a la boleta marcada en favor del PRI, la mostrabas y te daban la tarjeta”, manifestó Rocío Ugalde.

Al validar el saldo hubo buenas y malas noticias. Algunos tenían cantidades en sus tarjetas (monederos electrónicos Soriana) que no esperaban:300, 500 y hasta 700 pesos. Algunos portaban hasta 20 tarjetas porque nos entregaban una por cada votante que lleváramos.

En las filas en las cajas las conversaciones eran abiertas: ¿Cuántas tarjetas te dieron? ¿Cuántos votos conseguiste? Ahora sí el PRI se puso al parejo, pues iba por la grande.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Deja un comentario